X-Men: Days of Future Past Compositor y editor John Ottman sobre su doble deber creativo

COMENZAR PRESENTACIÓN DE DIAPOSITIVAS

Si bien puede haber un éxito de taquilla de gran presupuesto en el exterior de X-Men: Días del Futuro Pasado , hay una historia muy personal en su corazón creativo. Marca la octava colaboración en la pantalla grande entre Bryan Singer como director y John Ottman haciendo la rara doble función como compositor y editor de películas. En esta nueva entrevista con Motifloyalty.com, Ottman recuerda una asociación que ha durado más de dos décadas, produciendo películas como Los sospechosos de siempre , Alumno aventajado y Superman regresa .

Curiosamente, la única de las características de Singer que no tener a Ottman haciendo música y edición fue el original X Men . Ottman estaba, en ese momento, haciendo su propio debut como director con Leyendas urbanas: Final Cut . El señuelo de X2 , sin embargo, lo trajo de regreso (y, como explica a continuación, es lo que realmente lo convirtió en un fan de “X-Men”). Eso significa que, al igual que el propio viaje de Wolverine a través del tiempo en Días del futuro pasado , Ottman, con esta nueva película, está revisando un mundo que ayudó a definir hace más de una década.



'Es una forma de volver a la franquicia que amamos y de configurar las cosas como nos gusta', dice sobre encontrar una manera de unir una continuidad masiva que ya abarca siete largometrajes (y tiene una octava, una X-Men: Apocalipsis y un noveno, sin título Glotón película) ya establecida con fechas de lanzamiento.)

Ottman también habla sobre su amor y el de Singer por 'Star Trek', su tendencia a ser homenajeado en el X Men películas y cuánto se divirtió jugando con él en el X-Universe.

Motifloyalty.com: es bastante inusual ser tanto el editor de un proyecto como el compositor, pero lo has hecho en un par de proyectos diferentes ahora con Bryan Singer. ¿Cómo empezó eso?
John Ottman:
Quieres decir, '¿Por qué alguien haría eso?' (Risas).

insaciable temporada 1 episodio 7

CS: Bueno, sé que comenzó con 'Acceso público'.
Ottman:
¡Fue entonces cuando empezó todo el chantaje! (risas) En realidad, eso no es cierto. El chantaje comenzó en 'Sospechosos habituales' porque en 'Acceso público' estaba editando la película cuando el compositor se retiró en la hora 11, cuando teníamos una fecha límite de Sundance que cumplir. Dije: '¡Debería marcar la música para la película!' porque había estado incursionando en eso como un pasatiempo. Escribí la partitura y luego la gente notó la partitura y la edición. Cuando hicimos “Sospechosos habituales”, dije: “¡Me gusta componer películas! ¡No quiero editar! ' Él dijo: “Diablos, no. No vas a calificar la película a menos que seas el editor '. Entonces eso continúa hasta el día de hoy.

CS: Parece que definitivamente prefieres ser el compositor.
Ottman:
Prefiero hacer bandas sonoras de películas, sí. Puedo despertarme y quedarme en bata de baño. Haz dos o tres meses en una película. Pasa algún tiempo en el medio. Crea algunos residuos, que los editores no crean. Sin embargo, habiendo dicho eso, después de hacer eso por un tiempo, siento la picazón por tener control sobre algo. Es gracioso. Los compositores de películas solían ser estas figuras luminosas que descendían de entre las nubes y hacían una película porque se les daba un gran respeto. Ahora que tienes Garage Band y el hijo de tu vecino tiene un sintetizador en casa, creo que el valor de un buen compositor está básicamente en la misma categoría que el servicio artesanal en estos días. (Risas) Eso puede ser frustrante y cuando soy el editor de una película siento que tengo el control de algo. Puedo hacer algo que no podría hacer como compositor.

CS: 'Days of Future Past' es en gran medida un regreso a casa para la franquicia y tengo curiosidad por saber cómo te sientes al extenderlo personalmente, regresar a un mundo al que ingresaste por primera vez con 'X2'.
Ottman:
Oh sí. Definitivamente es un regreso a casa para mí y, creo, para Bryan. Miro hacia atrás con mucho, mucho cariño en mi experiencia con 'X-Men 2'. Fue un momento muy emocionante para mí. Fue una película enorme, enorme, pero también fue una experiencia muy agradable. No hubo mucha interferencia de estudio en esa película. Todo parecía ir relativamente libre de dramas. Recuerdo haberlo visto con mucho cariño. En el proceso de hacer esa película, me convertí en un fan de X-Men. Realmente no lo había estado antes. Hasta que hice 'X-Men 2', realmente no sabía nada sobre los personajes. Comencé a investigarlos y a averiguar cuáles eran sus historias. Solo por eso, realmente me involucré. Una vez que me involucré como editor y compositor en esa película, simplemente me sumergí en ese mundo. ¡Luego eso combinado con los actores que interpretan a los X-Men! Siempre dije: 'Podrías hacer que Patrick Stewart e Ian McKellen reciten la guía telefónica y será completamente fascinante'. Obviamente, fue una obviedad y estaba emocionado por muchas, muchas razones para volver a eso.

CS: ¿Es la edición de una mentalidad creativa similar a la de marcar una escena?
Ottman:
Bueno, ambos están contando una historia. Es mucho más doloroso editar una película, porque simplemente estás lidiando con todos los problemas imaginables y los cabos sueltos que una película puede tener cuando estás haciendo una película. Bryan y yo tenemos una relación muy buena. Me da mucha autoridad para pedir tomas cuando va a filmar cosas, guiones gráficos y demás. Tiendo a involucrarme un poco más de lo que podría estar otro editor. Es una tremenda cantidad de presión mantener todo unido en las costuras y regresar a Los Ángeles desde donde sea que estemos filmando. Tengo un gran interés en tener una película que funcione, porque tengo que escribir una partitura en algún momento y no quiero tener un niño problemático en mis manos. Como dije, cuando filmamos una película, lo mejor para mí es anticipar todos los problemas imaginables que podamos tener, porque todo va a estallar en mi cara más tarde. Este fue probablemente el mayor desafío que pude tener debido a la naturaleza intrincada de esta película, especialmente en el caso del viaje en el tiempo.

CS: Corrígeme si me equivoco, pero parece que escribir música durante dos períodos de tiempo muy distintos sería muy divertido, mientras que la edición real entre dos períodos de tiempo sería una pesadilla logística.
Ottman:
¡Exactamente! Tienes toda la razón. Me gustaría decir que la música es divertida y lo sería si tuviera más tiempo para hacerlo. Ese es el problema cuando hago estas dobles funciones. Hay una superposición tan masiva entre los dos que en cierto modo le quita la diversión a todo porque, mientras trato de escribir la partitura, hay mil millones de extremos deshilachados en la edición que tengo que ocuparme de todos los hora. En realidad, nunca soy capaz de entrar en una habitación, cerrar la puerta y decir: 'Voy a escribir la partitura ahora'. Es un momento bastante loco para mí. La cosa del viaje en el tiempo es realmente difícil. Es como un juego de Whack-a-mole. Resuelves un problema y creas otro. Hacer una película de viajes en el tiempo es una paradoja tan grande como los viajes en el tiempo en sí.

CS: ¿Tenías un método particular para diferenciar las puntuaciones entre el pasado y el futuro?
Ottman:
En este caso, es un poco más obvio porque, una vez que entras en los años 70, o en la zona horaria del pasado, hay cierta instrumentación que puedes usar para reflejar eso sin ser ridículo o abierto al respecto. Por supuesto, con los años 70, usé muchos sintetizadores analógicos y mucha guitarra y piano eléctrico y demás. Infundí eso, si no sutileza, en la partitura de los setenta. El futuro se jugó entonces de manera más dramática y directa. Mucho más orquestalmente.

CS: También hay un par de ejemplos de música pop. ¿Es eso algo que cae dentro de su ámbito de competencia como compositor?
Ottman:
¡Oh, absolutamente! Fue emocionante hacer eso, porque creo que es la primera película de Bryan Singer con canciones pop. Siempre digo, aunque soy un compositor de películas, 'Si puedes hacerlo a través de la fuente, hazlo a través de la fuente'. Es por eso que las bandas sonoras de las películas de Tarantino son tan brillantes, porque el 99% de las veces, él encontrará la fuente. Simplemente funciona de manera brillante siempre que no sea la fuente la que sea forzada. Solía ​​ser que las películas contemporáneas incorporaban canciones modernas para llenar el álbum de la banda sonora y la película inmediatamente se vuelve obsoleta y no puedes verla diez años después. Si se usa de manera atemporal, como 'The Big Chill' o una película de Tarantino o una pieza de época, la fuente siempre puede hacer más de lo que puede hacer una partitura. Me esforcé por poner música original donde pudiera en los años 70. También lo hace más divertido y lo coloca inmediatamente en ese período de tiempo.

CS: Una de las cosas impresionantes de 'Days of Future Past' es que no solo funciona dentro de sí mismo, sino que en realidad parece hacer todo lo posible para arreglar fallas de continuidad en el universo expandido de la película X-Men.
Ottman:
Sí, es una forma de volver a la franquicia que amamos y de configurar las cosas como nos gusta. El viaje en el tiempo es genial de esa manera. De hecho, puedes arreglar algunas cosas.

CS: Hay una referencia abierta a ello en esta película, pero 'Star Trek' es algo que prevalece mucho en toda la franquicia de 'X-Men', particularmente 'X2'. ¿Es ese fandom algo que compartes con Bryan?
Ottman:
¡Oh, absolutamente! ¡Probablemente incluso más! Soy el gran Trekkie. Ambos consideramos que 'Star Trek II' es una de nuestras películas favoritas desde el punto de vista de la escritura y en términos del desarrollo del personaje y el tipo de romance de la misma. Esa fue realmente una plantilla para 'X-Men 2', ese tipo de narración. Realmente lo vimos como una plantilla o una especie de lugar al que acudir en busca de inspiración. Soy un fan acérrimo, acérrimo de 'Star Trek' de la serie original en adelante. Por supuesto, cuando estábamos viajando en el tiempo, lo primero que pensé fue en ese episodio en el que Kirk dice: 'Podemos retroceder en el tiempo'. Me aseguré de resucitar ese episodio y ponerlo en la película.

CS: ¡“El tiempo desnudo”!
Ottman:
¡“El tiempo desnudo”! ¡Exactamente! Conseguí a uno de nuestros editores aprendices en la serie original. Le dije: 'Tienes que encontrar este episodio, 'The Naked Time''. Él dijo: '¡Vi ese episodio! ¡Fue genial!' Dije: 'Bueno, ¡aquí hay muchas más que puedes ver!' Se hizo fan y luego me horroricé de que nunca había visto 'Star Trek II' y lo hice ir a ver eso.

CS: Siempre sospeché que el final de 'X2' con Jean Grey narrando el discurso sobre mutantes era un guiño a Leonard Nimoy leyendo el famoso monólogo de apertura al final de 'Wrath of Khan'.
Ottman:
¡Absolutamente! Estás bien. La partitura también fue un guiño a eso. Me alegro mucho de que te hayas enterado de eso.

CS: El otro elemento de 'Days of Future Past' que parece algo complicado de manejar en la sala de edición es su magnitud. Tienes un conjunto mutante tan grande repartido en dos períodos de tiempo. ¿Cómo se asegura de que el personaje favorito de todos tenga su momento?
Ottman:
Bueno, eso fue bastante difícil y sabía que sería un problema. Fue una tarea enorme y tuvimos que recortar algunos de esos momentos, lo que fue particularmente doloroso cuando había personajes que no obtuvieron mucho en primer lugar. Pero, por el bien de la película y su ritmo, teníamos que hacerlo. Tuvimos que hacer algunos cortes muy dolorosos en ese sentido ... Hubo ciertos puntos en los que estábamos agregando cosas a medida que avanzaba y luego llegamos a un punto en el que ciertas escenas no tenían sentido.

CS: Ya sabemos que 'X-Men: Apocalypse' está en camino. ¿Cómo cambia las cosas sabiendo de antemano que habrá otra película de X-Men?
Ottman:
Bueno, me hace evaluar mi vida personal de otra manera. (Risas) Me pregunto: '¿Realmente quiero tomar más conciertos antes de volver a eso?'. Es una tarea tan abrumadora. Creo que mis rodillas se debilitaron al saber que ya estaban planeando una secuela. Es emocionante. Esta película casi se siente como el comienzo de otra cosa.

CS: ¿Hasta qué punto este universo ficticio más grande afecta los planes para una película específica? ¿El hecho de que Hugh Jackman aparezca como Wolverine en películas en solitario significa que hay otras fuerzas creativas que dicen: 'Está bien, puedes tenerlo, pero no puedes hacer que haga esto o esto o esto porque tenemos planes establecidos?' El camino'?
Ottman:
No, creo que todos lo inventamos sobre la marcha. No estoy seguro de que nadie sepa exactamente a dónde va todo esto. Creo que cualquier cosa que hagamos ahora con un personaje dicta lo que hará el personaje más tarde.

CS: ¿Cree que alguna vez volverá a sentarse en la silla del director?
Ottman:
Sabes, si pudiera dividirme en tres personas, cada uno de nosotros estaría haciendo otra cosa. Uno estaría desarrollando una película para dirigir. Uno todavía estaría escribiendo partituras. Todo es cuestión de tiempo. Me encantaría desarrollar otra película para dirigir. El problema es que toma tanto tiempo que luego dejo de trabajar y no puedo dejarlo pasar. Viene otra película de 'X-Men' y ¿qué voy a decir, 'No, estoy desarrollando una pequeña película'? Es realmente un enigma para mí. Cada vez que trato de cambiar mentalmente de marcha y digo: 'Voy a intentar dirigir una pequeña película y salir de una maldita habitación para variar', una de estas películas comienza de nuevo. El proceso continúa. Realmente solo significa tener las agallas para, uno de estos, decir no a la zanahoria que cuelga y salir y divertirse. ¡Pero entonces es 'X-Men'! ¿Cómo le dices que no a eso?

X-Men: Días del Futuro Pasado abre en cines esta noche!

[Galería no encontrada]